6 valores que los trabajadores buscan en las empresas

Publicado el 7 de octubre de 2019

¿Nunca te has preguntado qué cambiarías de la empresa en la que trabajas o de tu entorno laboral? Sabemos que no todas las empresas, las tareas a desempeñar o los puestos de trabajo son iguales.

Conocer qué valores empresariales definen una organización o partir de cuáles rigen sus políticas es fundamental. Tanto si estás pensando en llevar a cabo un proceso de selección de talento o si quieres fidelizar a tus empleados, como si estás buscando trabajo o pensando en cambiar de empleo.

¡Sigue leyendo y descubre qué valores buscan los trabajadores en una empresa!

 

¿Cuáles son los valores más buscados en las empresas por los trabajadores?

Además de los beneficios sociales, como pueden ser el buen ambiente en el entorno laboral, la formación o la flexibilidad, hay aspectos de gran importancia para los empleados de una empresa.

Según el análisis realizado por Randstad Valores, las aptitudes más solicitadas por las empresas son el compromiso (83 %), la responsabilidad (68 %), la iniciativa (53 %) y la honestidad (51 %).

En la actualidad existe un desajuste entre los tres parámetros: los valores que buscan las empresas en sus profesionales, los valores que consideran que tienen sus trabajadores actuales y los valores con los que se autodefinen los profesionales.

En este sentido, los valores que ofrecen los trabajadores son responsabilidad (65 %), compromiso (63 %), superación (45 %) y honestidad (44 %).

Partiendo de esta base, ¿qué buscan los trabajadores en las empresas? ¿Quieren lo mismo que ofrecen? Y las empresas, ¿ofrecen lo que ellos necesitan? ¡Estos son algunos de los valores que los trabajadores demandan a la hora de escoger entre una empresa y otra!

 

  1. Compromiso

El compromiso es un valor dual, es decir, los empleados lo dan, pero también requieren que sea recíproco.

El compromiso empresarial irá dirigido a mejorar el sentimiento de pertenencia a partir de acciones que fomenten un ambiente de trabajo saludable y positivo.

Hacer de tu empresa un lugar de trabajo más humano hará que el compromiso con tus trabajadores se vea reforzado.

 

  1. Responsabilidad

Muchos trabajadores se sienten identificados con empresas que son socialmente responsables y sostenibles. Además, también entra en juego el valor que le da la generación de trabajadores actuales a la ética empresarial y una conciencia a favor del medio ambiente y los derechos humanos.

Una de las consecuencias de la adquisición de este tipo de compromiso en las empresas y en los trabajadores es el aumento de los índices de satisfacción en los equipos, lo que permite una mayor estabilidad y compromiso de los empleados.

 

  1. Iniciativa

Una de las claves del éxito empresarial es la iniciativa, un aspecto que los empleados tienen en cuenta a la hora de elegir dónde trabajar y desarrollar su carrera empresarial. De hecho, una organización sin iniciativa está condenada al fracaso, puesto que a lo largo del tiempo se quedará estancada y perderá competitividad.

Tener iniciativa y que una empresa la fomente entre sus trabajadores a través de la escucha activa de sus empleados es fundamental. Esto conlleva grandes beneficios, como tener un equipo mucho más motivado, disponer de una mayor eficiencia empresarial a partir de la modernización de los procesos, la creación de nuevas líneas de negocio, y atraer a un mayor número de clientes.

 

  1. Honestidad

Este valor representa un papel fundamental en el camino hacia el éxito. La honestidad en la empresa se define como una conducta recta y honrada al llevar a cabo acciones y/o tomar decisiones en función de lo que se piensa, dice o siente. Además, estas acciones o decisiones tienen que ser justas y deben de estar acordes con la moral, la ética y la ley.

Un líder honesto, es aquel que asume la responsabilidad de mando y cumple con todos aquellos compromisos y obligaciones respecto a los trabajadores.

Hacer visible y accesible la memoria anual de la empresa, en la que se recojan los avances producidos en la compañía durante el año y el impacto producido, es una de las acciones a llevar a cabo.

 

  1. Ética

La ética empresarial se basa en el reflejo de las acciones y decisiones tomadas por los altos mandos de la organización, así como sus directivos, el consejo, accionistas o socios y empleados.

Definir y aplicar valores y normas en tu empresa que sean compartidos por una sociedad plural, ética, responsable y sostenible, beneficiará indudablemente al employer branding.

En este sentido, la ética empresarial va de la mano de las políticas de RSE, siendo la primera de ellas las normas morales y principios de la organización y, la segunda, el marco en el que se reúnen las pautas a seguir para cumplirla.

 

  1. Integridad

Este valor es quizás el más completo de todos, puesto que se conforma y se nutre de todos los anteriores, dando por resultado la capacidad de actuar con honestidad y ser congruente entre las palabras, decisiones y acciones tomadas.

Así, un comportamiento integro por parte de la organización mantendrá una mayor capacidad de fidelización de empleados y clientes, además de contagiar esta actitud a los mismos. El hecho de no hacerlo podría significar la incapacidad de ofrecer un entorno, servicio, producto o precio similar.

En Randstad creemos que una apuesta segura para la gestión empresarial es a través de la implementación de valores, tal y como afirma el Presidente de Randstad en España y LATAM, Rodrigo Martín: "la creencia en la gestión por valores de las empresas es vital para su existencia. En Randstad sabemos que no todos los caminos son válidos y asumimos activamente el papel de agente transformador de nuestra sociedad".

 

¿Aún no conoces nuestra iniciativa Randstad Valores? ¡Descúbrela!

 

5834

personas ya forman parte de randstad valores

back to top