Claves para desarrollar tus valores profesionales

Publicado el 26 de octubre de 2020

Seguro que lo has oído ya muchas veces a lo largo de esta situación que atravesamos desde marzo: los valores son ahora más importantes que nunca. La realidad es que son igual de importantes, porque siempre han sido el eje del funcionamiento de la sociedad en la que vivimos. Pero sí es cierto que se sienten más necesarios, y somos más conscientes de ellos que nunca. Por ello deben convertirse en una de tus mayores prioridades, si no lo son ya. No solamente en tu faceta profesional, sino también como persona.

Tanto si estás en búsqueda de empleo, como si ya tienes trabajo, actuar siempre con valores te convertirá en un profesional más íntegro y mejor valorado por recruiters, compañeros y managers. ¡Descubre cómo potenciarlos!

¿Se ajustan tus valores a los de la empresa?

Las empresas no solo buscan profesionales que se ajusten a las competencias requeridas para el puesto. Que tu experiencia y tu formación se correspondan con las tareas que vas a desempeñar es algo básico para que puedas cumplir las expectativas, pero hay algo aún más importante, que trasciende de lo puramente operativo y repercute directamente sobre la parte más humana: que tus valores se ajusten a los de la empresa. Es el llamado Cultural Fit.

Los valores definen el comportamiento, las creencias, la ética y los objetivos de cada persona y de cada empresa. Si chocan, la relación entre ambas partes nunca podrá llegar a buen término, sin embargo, si se corresponden, el éxito está asegurado.

Desde Randstad perseguimos siempre ese perfecto ajuste a través de nuestra tecnología True Fit, en la que los valores representan uno de los principales pilares a la hora de elegir al candidato adecuado para cada empresa. Tus valores dicen mucho más de ti de lo que puedas imaginarte.

Por todo ello, debes seguir dos pasos ineludibles:

  1. Investiga siempre sobre la cultura corporativa de las empresas en las que optes a trabajar, tal y como te contamos en este artículo.
  2. Define y desarrolla tus valores como eje de tu desarrollo personal y profesional.

Cómo potenciar tus valores para ser mejor profesional

A la hora de construir tu marca personal, los valores deben ser el centro de tu sello de identidad, la huella que dejes a lo largo de tu trayectoria. Pero, ¿cómo puedes desarrollarlos? Sigue estos pasos:

1.- Identifica los valores que te representan

Cada individuo tiene una forma diferente de ver y afrontar el mundo, por ello, cada cual debe encontrar sus valores dentro de sí mismo. Pero… ¿de dónde proceden exactamente esos valores? Lo cierto es que su origen es más bien abstracto, todo depende de tu perspectiva y tu forma de absorber y adaptarte a las circunstancias que te rodean:

  • Tus creencias y principios
  • Tus vivencias y experiencias profesionales
  • La influencia de las personas que te rodean
  • Tus objetivos vitales
  • Tus inquietudes
  • Tu forma de ser

Todos estos factores, y muchos más, se entrelazan en la construcción de tus valores. Tu propia intuición es la mejor herramienta para identificarlos.

2.- Piensa en las personas que te rodean

A la hora de impulsar tus valores, prioriza aquellos que implican un beneficio más allá del propio. En el ámbito laboral es una cuestión de gran importancia para lograr un trabajo en equipo eficiente y un ambiente inmejorable. Si cada persona dejase el egoísmo a un lado y actuase en pro del bienestar de los demás, se lograría construir un entorno mucho más colaborativo, amigable y positivo.

Son muchos los valores que podríamos encuadrar en esta vertiente. La empatía, el respeto o la solidaridad son algunos de los más importantes.

3.- Muéstrate con honestidad, sin interpretar un papel

Tratar de enarbolar a la fuerza unos valores que te parezcan más correctos que los que realmente te representan es un error, y ofrecerá una imagen impostada que no te favorecerá en tu búsqueda del crecimiento profesional, pero tampoco en tu desarrollo personal. Existe una gran diferencia entre esforzarte por ser cada vez mejor profesional y persona, y fingir ser quien no eres.

Siéntete orgulloso de los valores que te identifican y defiéndelos en todas las facetas de tu vida. Ser congruente con ellos es el único camino para lograr una verdadera satisfacción vital y laboral.

Sinceridad, honestidad, transparencia, autenticidad… son valores que, sin duda, te convertirán en un gran profesional.

4.- Descubre historias motivadoras en eventos como Randstad Valores

Puede que lo único que necesites para detectar e impulsar tus valores sea un poco de inspiración. ¿Cuántas veces has abierto los ojos ante un suceso o una historia impactante que te cambia tu forma de entender la vida? Desde Randstad te acercamos cada año las historias de personas únicas que ponen cara y voz a valores como la superación, el optimismo, la valentía, el esfuerzo, la resiliencia o la pasión. El vivo ejemplo de lo que significa apostar por los valores como motor de tu vida.

En este 2020 tan peculiar, que tanto nos ha cambiado, los valores tienen un protagonismo especial, y nuestra gira Randstad Valores cambia de registro, en un formato totalmente nuevo con la emoción, las ganas y la ilusión que siempre nos han caracterizado. Este año adoptamos un formato 100% digital que podrás disfrutar desde cualquier lugar.

Descubre las historias de Vicente del Bosque, Javier Fernández y Edurne Pasaban, sus impresionantes logros y los valores que han caracterizado sus vidas y sus carreras. Pasión, talento y resiliencia.

Inspírate para crecer personal y profesionalmente, siempre con tus valores como sello de identidad y como motor de impulso hacia adelante.

Ahora más que nunca, apuesta por los valores

  • Randstad Valores

¿Qué valores esperan encontrar las empresas en sus equipos?

Publicado el 22 de octubre de 2019

Las competencias profesionales no son lo único que se ha de evaluar en los procesos de selección que llevan a cabo las organizaciones: cada vez cobra más peso la compatibilidad de los valores del candidato con los de la compañía. Gracias a esa posible sincronía, se podrá establecer una identidad corporativa que actúe como elemento diferenciador de la competencia. Sin embargo, aunque el compromiso, la responsabilidad y la iniciativa son comunes al desempeño de una carrera profesional, en cada sector y empresa se encuentran ciertas particularidades, sobre todo en función de su identidad y necesidades concretas.

Importancia de los valores empresariales

Las compañías son actores que tienen una gran repercusión a nivel social a través de sus acciones y políticas. Esta influencia constituye una gran oportunidad para que cada empresa construya su imagen de cara al exterior y a la vez se diferencie de su competencia. Esto se consigue a partir de unos valores que determinen la identidad corporativa, marcando así la filosofía y la manera de actuar de la organización.

Estos valores los suelen determinar los directivos de la compañía, que posteriormente deben extenderlo a todos los equipos, de manera que sean puntos en común para todos. Si se consigue este propósito, la coordinación será mayor, lo que facilitará la optimización de los procesos productivos, así como la resolución de problemas.

El reto para las empresas no solamente se trata de lograr que sus componentes compartan los mismos valores; además es fundamental que los tengan en cuenta en los procesos de selección para facilitar la adaptación del nuevo talento. En este sentido, es conveniente que las empresas evalúen en las entrevistas aspectos más identificativos de los candidatos y no tengan en cuenta únicamente las competencias aptitudinales.

¿Qué valores son los protagonistas en cada sector?

A pesar del elemento diferenciador que suponen los valores de una empresa, es cierto que hay algunos que son el denominador común en muchas de ellas. Según revela el Informe de Valores en la Empresa de Randstad, el compromiso y la responsabilidad son los que más buscan las compañías y también los que más ofrecen los trabajadores. Sin embargo, existen otros más específicos en cada sector, por lo que es interesante estudiar cada uno:

  • Administración, finanzas y soporte: en este sector las empresas hacen hincapié en el valor honestidad/ética/integridad. Se trata de una cualidad importante en este ámbito, en el que la confianza del consumidor juega un papel fundamental.
  • Marketing y ventas: en este ámbito, las compañías dan una importancia notable a la iniciativa, un valor necesario de cara a impulsar la innovación y el desarrollo de negocio, claves en este sector.
  • Ingeniería y Producción: para el desarrollo de estas actividades se suele destacar el afán de superación como un valor demandado por las empresas. Se trata de una cualidad que influye positivamente en este ámbito, en el que existen constantes cambios que obligan a adquirir nuevas aptitudes y conocimientos.
  • Tecnología/IT: al igual que en marketing y ventas, la iniciativa es esencial de cara a implementar con éxito proyectos tecnológicos, lo que hace que las empresas de este tipo la demanden en sus profesionales.

A pesar de las orientaciones que se siguen habitualmente en los sectores, cada organización debe buscar aquellos valores que mejor la representen y, entre ellos, los más específicos que la hagan única, ya que serán los que realmente marquen la diferencia.

Valores que debe tener el empleado ideal

No existe un empleado ideal común, sino que cada empresa tiene el suyo acorde a su identidad corporativa.  No obstante, se puede detectar cómo sería ese perfil desde un punto de vista generalista. De acuerdo con el citado informe de Randstad Valores, las empresas consideran que un empleado ideal debe poseer principalmente tres valores: compromiso (para el 83 % de los responsables de RR.HH.), responsabilidad (69 %) e iniciativa (54 %). Es preciso detallar la importancia de cada uno de ellos:

  • Compromiso: que un profesional se sienta parte de una empresa y comparta sus objetivos es un valor fundamental: de este modo, trabajará de una manera natural y ágil y, por tanto, su dedicación será alta. Este valor se retroalimenta con el compromiso que demuestre mantener la empresa con el empleado.
  • Responsabilidad: este valor es clave en la consecución de objetivos, ya que, si cada profesional cumple con sus tareas, es eficiente y responde ante ellas, facilitará el buen funcionamiento de su equipo de trabajo. En este punto también es clave que los directivos y altos mandos demuestren ser responsables y, gracias a ello, influyan positivamente en los equipos.
  • Iniciativa: el crecimiento de las compañías llega, en gran parte, de la mano de las innovaciones que implementan. Para hacer esto posible, es necesario el trabajo de profesionales que sean proactivos y propongan nuevas ideas, que sean el motor de las mejoras y avances necesarios para ese desarrollo. Este valor cobrará más relevancia si el empleado que lo posee tiene ante sí facilidades para aprovecharlo.

Una identidad corporativa clara es cada vez más importante para que una empresa se diferencie de otras y, gracias a ello, gane en competitividad. El primer paso para construirla es definir unos valores que determinen su filosofía y manera de actuar. Si estos son sólidos y compartidos por los equipos que conforman la organización, así como aquellos candidatos que optan a formar parte de ella, la compañía tendrá mejores herramientas para afrontar los retos y estará más cerca del éxito.

6 valores que los trabajadores buscan en las empresas

Publicado el 7 de octubre de 2019

¿Nunca te has preguntado qué cambiarías de la empresa en la que trabajas o de tu entorno laboral? Sabemos que no todas las empresas, las tareas a desempeñar o los puestos de trabajo son iguales.

Conocer qué valores empresariales definen una organización o partir de cuáles rigen sus políticas es fundamental. Tanto si estás pensando en llevar a cabo un proceso de selección de talento o si quieres fidelizar a tus empleados, como si estás buscando trabajo o pensando en cambiar de empleo.

¡Sigue leyendo y descubre qué valores buscan los trabajadores en una empresa!

 

¿Cuáles son los valores más buscados en las empresas por los trabajadores?

Además de los beneficios sociales, como pueden ser el buen ambiente en el entorno laboral, la formación o la flexibilidad, hay aspectos de gran importancia para los empleados de una empresa.

Según el análisis realizado por Randstad Valores, las aptitudes más solicitadas por las empresas son el compromiso (83 %), la responsabilidad (68 %), la iniciativa (53 %) y la honestidad (51 %).

En la actualidad existe un desajuste entre los tres parámetros: los valores que buscan las empresas en sus profesionales, los valores que consideran que tienen sus trabajadores actuales y los valores con los que se autodefinen los profesionales.

En este sentido, los valores que ofrecen los trabajadores son responsabilidad (65 %), compromiso (63 %), superación (45 %) y honestidad (44 %).

Partiendo de esta base, ¿qué buscan los trabajadores en las empresas? ¿Quieren lo mismo que ofrecen? Y las empresas, ¿ofrecen lo que ellos necesitan? ¡Estos son algunos de los valores que los trabajadores demandan a la hora de escoger entre una empresa y otra!

 

  1. Compromiso

El compromiso es un valor dual, es decir, los empleados lo dan, pero también requieren que sea recíproco.

El compromiso empresarial irá dirigido a mejorar el sentimiento de pertenencia a partir de acciones que fomenten un ambiente de trabajo saludable y positivo.

Hacer de tu empresa un lugar de trabajo más humano hará que el compromiso con tus trabajadores se vea reforzado.

 

  1. Responsabilidad

Muchos trabajadores se sienten identificados con empresas que son socialmente responsables y sostenibles. Además, también entra en juego el valor que le da la generación de trabajadores actuales a la ética empresarial y una conciencia a favor del medio ambiente y los derechos humanos.

Una de las consecuencias de la adquisición de este tipo de compromiso en las empresas y en los trabajadores es el aumento de los índices de satisfacción en los equipos, lo que permite una mayor estabilidad y compromiso de los empleados.

 

  1. Iniciativa

Una de las claves del éxito empresarial es la iniciativa, un aspecto que los empleados tienen en cuenta a la hora de elegir dónde trabajar y desarrollar su carrera empresarial. De hecho, una organización sin iniciativa está condenada al fracaso, puesto que a lo largo del tiempo se quedará estancada y perderá competitividad.

Tener iniciativa y que una empresa la fomente entre sus trabajadores a través de la escucha activa de sus empleados es fundamental. Esto conlleva grandes beneficios, como tener un equipo mucho más motivado, disponer de una mayor eficiencia empresarial a partir de la modernización de los procesos, la creación de nuevas líneas de negocio, y atraer a un mayor número de clientes.

 

  1. Honestidad

Este valor representa un papel fundamental en el camino hacia el éxito. La honestidad en la empresa se define como una conducta recta y honrada al llevar a cabo acciones y/o tomar decisiones en función de lo que se piensa, dice o siente. Además, estas acciones o decisiones tienen que ser justas y deben de estar acordes con la moral, la ética y la ley.

Un líder honesto, es aquel que asume la responsabilidad de mando y cumple con todos aquellos compromisos y obligaciones respecto a los trabajadores.

Hacer visible y accesible la memoria anual de la empresa, en la que se recojan los avances producidos en la compañía durante el año y el impacto producido, es una de las acciones a llevar a cabo.

 

  1. Ética

La ética empresarial se basa en el reflejo de las acciones y decisiones tomadas por los altos mandos de la organización, así como sus directivos, el consejo, accionistas o socios y empleados.

Definir y aplicar valores y normas en tu empresa que sean compartidos por una sociedad plural, ética, responsable y sostenible, beneficiará indudablemente al employer branding.

En este sentido, la ética empresarial va de la mano de las políticas de RSE, siendo la primera de ellas las normas morales y principios de la organización y, la segunda, el marco en el que se reúnen las pautas a seguir para cumplirla.

 

  1. Integridad

Este valor es quizás el más completo de todos, puesto que se conforma y se nutre de todos los anteriores, dando por resultado la capacidad de actuar con honestidad y ser congruente entre las palabras, decisiones y acciones tomadas.

Así, un comportamiento integro por parte de la organización mantendrá una mayor capacidad de fidelización de empleados y clientes, además de contagiar esta actitud a los mismos. El hecho de no hacerlo podría significar la incapacidad de ofrecer un entorno, servicio, producto o precio similar.

En Randstad creemos que una apuesta segura para la gestión empresarial es a través de la implementación de valores, tal y como afirma el Presidente de Randstad en España y LATAM, Rodrigo Martín: "la creencia en la gestión por valores de las empresas es vital para su existencia. En Randstad sabemos que no todos los caminos son válidos y asumimos activamente el papel de agente transformador de nuestra sociedad".

 

¿Aún no conoces nuestra iniciativa Randstad Valores? ¡Descúbrela!

 

Sevilla 2018

Vídeos

  • mejores momentos
  • entrevista a invitado
  • entrevista a invitado

Tweets de valor

Sergio Valero @svaleroclece

“Si crees que puedes, estás en lo cierto” Gracias @laryleon1 por motivar a seguir en el camino del esfuerzo, eres un ejemplo de superación. Gracias @Randstad_es por #RandstadValores

Lary León @laryleon1

@Randstad_es @Randstad_es un auténtico placer COMPARTIR en #RandstadValores #sevilla con @agalorda y @angeles_tejada Gracias por una noche estupenda

¡Descubre los ponentes de Sevilla 2018!

Álvaro González-Alorda

Biografía

Álvaro se inspira e inspira a los demás a través de la palabra. Es profesor, conferenciante y autor de varios libros como “Los próximos 30 años” o “The talking Manager”. Es experto en management e innovación. Su amplia experiencia en el área de consultoría le permite hablar sobre valores que transforman las organizaciones.

Infografía vital

Ver testimonio completo >
Lary León

Biografía

Lary León nació sin brazos y una pierna pero nunca ha considerado que esta diferencia fuese un problema, al contrario, le ha permitido luchar y conseguir todo lo que quería en la vida. Estudió Comunicación y Periodismo, trabajó en varios medios de comunicación y actualmente es la coordinadora de proyectos y contenidos de la Fundación Atresmedia.

Infografía vital

Ver testimonio completo >

Crónica

La gira de Randstad Valores 2018 se inauguró el pasado 2 de octubre en Sevilla. Con esta ya son siete las ediciones de la gira en la Randstad fomenta la gestión ética, responsable y basada en valores en las empresas.

Creemos que los valores nos diferencian, son nuestro ADN” anunció Ángeles Tejada, la  directora de Public Affairs de Randstad, al presentar la gira de Randstad Valores. También fue la encargada de dar la bienvenida a los asistentes y presentar a los protagonistas de la noche: Lary León y Álvaro González- Alorda.

Álvaro González- Alorda empezó hablando de su familia, que le ha servido de muchos aprendizajes a lo largo de la vida. “No hay nada más persuasivo que un hermano mayor diciéndote lo que tienes que hacer” y lo equiparó en la vida de los adultos y la capacidad de influir y persuadir a los demás. Pero “¿qué determina nuestra capacidad de influir en los demás?” preguntó al público. La capacidad de influir en los demás consiste en ser capaz de inspirarlos y cambiar sus hábitos. Y esto implica una transformación.

Una de las cosas más importantes para inspirar a los demás es saber afrontar conversaciones a la cara y González-Alorda afirmó que no hay nada más transformador porque vivimos en una sociedad donde cuando tenemos que tener conversaciones difíciles nos refugiamos a través de pantallas (mensajes a través de whastapp, emails…) pero no las enfrentamos cara a cara.

Álvaro, para despedirse de todos los asistentes, dio un consejo: “posiblemente todos tenéis una conversación pendiente con alguien. Escoged una de ellas, enfrentaos a ella y transformarla en una conversación inspiradora”.

Lary subió al escenario con una amplia sonrisa que le caracteriza. Muchas personas se preguntarían por qué sonríe Lary ya que nació sin brazos y una pierna y aparentemente eso es sinónimo de una vida difícil. Sin embargo, ella tiene otra forma de pensar y prefiere darle siempre la vuelta a las cosas y quedarse con el punto de vista optimista: “¿por qué no sonreír?”.

Y esta visión optimista de la vida es la que ha hecho que Lary consiga todo lo que quiere, que nunca vea límites y siempre metas. Desde pequeña, aún cuando luchaba por manejarse con prótesis ortopédicas soñaba con ser bailarina, como su hermana. Y la clave está ahí, defendió Lary, en que nadie jamás te diga que no puedes hacer algo.

Además del optimismo, la actitud que tenemos es fundamental. “Todo se contagia, la actitud positiva pero también la negativa”. Por eso defiende la sonrisa, las buenas palabras y la empatía, para que entre todos, consigamos que lo bueno trascienda y se multiplique.  

Lary cerró su ponencia animando a que todos usemos una herramienta que tenemos a nuestro alcance, que es gratuita, ecológica y que transforma vidas: la sonrisa.

"Cuando tienes unos valores, tienes una coherencia con lo que piensas y haces"

Lary León
Publicado el 21 de diciembre de 2017
LARY LEÓN COORDINADORA DE PROYECTOS EN FUNDACIÓN ATRESMEDIA

  • Entrevista

En Fundación Atresmedia trabajan por la infancia y primera juventud desde tres líneas de actuación: Humanización de hospitales pata niños, mejora educativa para impulsar la Formación Profesional y la normalización de la discapacidad.

El equipo de profesionales de Fundación Atresmedia trabaja en estos proyectos porque son plenamente conscientes de que ponen de su parte para que la sociedad sea mejor, y esto solo lo pueden hacer desde un prisma lleno de valores. Responsabilidad, coherencia, humildad y compromiso son algunos de sus pilares.

Además, defienden que los valores son básicos en todos los aspectos de la vida personal y profesional de las personas: "Cuando tienes unos valores, tienes una personalidad, unos objetivos, una integridad y una coherencia con aquello que piensas y con aquello que haces", defiende Lary León, coordinadora de proyectos de Fundación Atresmedia.

Barcelona 2017

VÍDEOS

  • Mejores momentos
  • Entrevistas ponentes

TWEETS DE VALOR

ÁNGELES TEJADA @ANGELES_TEJADA

Gracias Javier Hernandez , compartir Valores contigo es una enseñanza de vida #RandstadValores

RANDSTAD ESPAÑA @RANDSTAD_ES

No hay instrumento más transformador que una conversación cara a cara @agalorda #Randstadvalores

Ponentes

Álvaro González-Alorda

Infografía vital

Ver testimonio completo >
Javier Hernández

Infografía vital

Ver testimonio completo >

Crónica

La gira de randstad valores 2017 tuvo su tercera cita en Barcelona; una gira que organiza Randstad cuya finalidad es promover una gestión ética y responsable en las organizaciones.

Mª Ángeles Tejada, directora de Public Affairs de Randstad, presentó la gira y recalcó la importancia de los valores en la gestión empresarial: “Con los valores elegimos nuestras parejas, nuestros amigos o la empresa en la que queremos trabajar. Los valores nos hacen diferentes. Hoy os queremos regalar valores que os harán reflexionar”.  Ángeles también presentó a los ponentes de la noche: Javier Hernández y Álvaro González-Alorda.

Javier arrancó la jornada con un video que dejó con la boca abierta a los asistentes. En él se muestra el gran manejo que tiene Javier con sus pies: escribe al ordenador, limpia sus gafas o se lava los dientes. Esos mismos pies son los que le hicieron saltar  a la piscina en los Juegos Paralímpicos de Londres. Pero empecemos por el principio: Javier nació en Zaragoza sin brazos y con dismetría en las piernas lo que hace que tenga reconocido el 90% de discapacidad. “Me he adaptado a un mundo que está preparado para tener brazos” afirmó.

Se licenció en Ciencias de la Comunicación y ha trabajado en diversos medios de comunicación. “De lo que estoy más orgulloso es de haber estudiado una carrera” anunció. Para trabajar en medios redactaba en un teclado como cualquiera de nosotros, pero con los pies y a una velocidad que cualquiera envidiaríamos: 220 pulsaciones por minuto.

Pero no son sus únicos logros, participó en los Juegos Paralímpicos de Londres como nadador de la selección española entrenando desde hacía solo 3 años, algo inusual en los JJ.OO, y obtuvo un diploma de finalista al quedar octavo. Aún así, Javier es humilde: “El éxito es ser lo mejor que podamos ser en cada momento, pero no ser el mejor. No hay que ser mejor que nadie, hay que competir con nosotros mismos”.

¿Impresiona? Pues no es lo único. “Me saqué el carnet” contó al público. Ha logrado ser el tercer europeo en obtener el carnet de conducir con los pies. Para ello, fue necesario 2.500 km de prácticas y un coche adaptado a sus necesidades. No fue fácil, y eso es algo evidente, sin embargo, para Javier no hay reto que le paralice. “Con mis pies he llegado muy lejos” afirmó orgulloso. 

Se despide con un mensaje: “Vivimos teniendo mucho miedo a vivir. Hay que ser valientes para que, cuando nos llegue la muerte, no tengamos sensación de no haber hecho lo suficiente”.

Álvaro subió al escenario con una primera reflexión centrada en la integridad: “Si solamente tuviese un minuto para dar esta conferencia os diría que necesitamos líderes con la capacidad de transformar”. Hay que cambiar el mundo, transformarlo. La capacidad de transformar depende de la de inspirarnos a nosotros mismos y a los demás.

Para contextualizar esto, Álvaro recordó una historia que le contó un pescador: Una persona es como una silla de 3 patas. Una de las patas es el trabajo. La segunda es las relaciones con los demás y la tercera es la relación con Dios o la dimensión espiritual. Esas patas deben estar equilibradas, si una falla, todo se cae. Y con esto Álvaro demostró a los asistentes la importancia del equilibrio.

“Os quiero contar una historia de mi hermana María” empezó Álvaro. Su hermana dio a luz a su quinto hijo justo el mismo día que detectaron a su marido un cáncer terminal. Un año después, su hermana tuvo que enfrentarse a decirle a sus 5 hijos que su padre había fallecido“Ese día comprendí lo fuerte que puede ser una mujer, una madre”. “¿Por qué os cuento esto? No veo conversación más difícil que contar a un hijo que su padre ha fallecido” continuó González-Alorda, y es que, tal y como demostró, nos jugamos la vida en conversaciones que mantenemos, pero también nos la jugamos en aquellas que no tenemos nunca. “Las conversaciones nos transforman. Hay que conectar con los demás a través de conversaciones”.

Para saber conectar con la persona con la que estás hablando es imprescindible hacer una distinción entre los rasgos de personalidades a las que nos enfrentamos según la forma de ser de cada uno. “Hay 4 tipos: control, solidez, influencia y dominancia. Todos ellos con pros y contras. Es importante identificar a tus interlocutores para adaptar la conversación a cada persona” Y Álvaro dio consejos para la interacción con cada uno de los grupos.

Pero lo más importante de las conversaciones con los demás es que no hay nada más transformador que una conversación cara a cara. “Hay una tendencia insana en mandar mensajes por múltiples plataformas que nos alejan de las personas, no solo en la empresa, también en la familia” sentenció Álvaro.

Y se despidió del público animándonos a retomar conversaciones pendientes: “Posiblemente todos tenéis una conversación pendiente con alguien. Escoged una de ellas, enfrentaros a ella y transformarla en una conversación inspiradora”.

Y es que si hay un valor necesario en la sociedad es una integridad inspiradora para poder transformar el mundo. 

5919

personas ya forman parte de randstad valores

La historia de Álvaro está centrada en la integridad. Lanzó una primera reflexión al público: “Hoy no faltan gestores, sino líderes con capacidad de transformar la realidad”. Álvaro defendió que tenemos que cambiar el mundo, transformalo y la capacidad de transformar depende de inspirarnos a nosotros mismos y a los demás.

Para contextualizar esto, Álvaro recordó una historia que le contó un pescador: Una persona es como una silla de 3 patas. Una de las patas es el trabajo. La segunda es las relaciones con los demás y la tercera es la relación con Dios o la dimensión espiritual. Esas patas deben estar equilibradas, si una falla, todo se cae. Y con esto Álvaro demostró a los asistentes la importancia del equilibrio.

“Ahora os quiero contar una historia de mi hermana María” empezó Álvaro. Su hermana dio a luz a su quinto hijo justo el mismo día que detectaron a su marido un cáncer terminal. Su hermana tuvo que enfrentarse a decirle a sus 5 hijos que su padre había fallecido un año después. “Ese día comprendí lo fuerte que puede ser una mujer y una madre”.

“¿Por qué os cuento esto? No veo conversación más difícil que contar a un hijo que su padre ha muerto” continuó González-Alorda, y es que, tal y como demostró, nos jugamos la vida en conversaciones que mantenemos, pero también nos la jugamos en aquellas que no tenemos nunca. “Las conversaciones nos transforman. Hay que conectar con los demás a través de conversaciones”.

Para saber conectar con la persona con la que estás hablando es imprescindible hacer una distinción entre los rasgos de personalidades a las que nos enfrentamos según la forma de ser de cada uno. “Hay 4 tipos: control, solidez, influencia y dominancia. Todos ellos con pros y contras. Es importante identificar a tus interlocutores para adaptar la conversación a cada persona” Y Álvaro dio consejos para la interacción con cada uno de los grupos.

Pero lo más importante de las conversaciones con los demás es que no hay nada más transformador que una conversación cara a cara. “Hay una tendencia insana en mandar mensajes por múltiples plataformas que nos alejan de las personas, no solo en la empresa, también en la familia” sentenció Álvaro.

Y se despidió del público animándonos a retomar conversaciones pendientes: “Posiblemente todos tenéis una conversación pendiente con alguien. Escoged una de ellas, enfrentaos a ella y transformarla en una conversación inspiradora”.

Y es que si hay un valor necesario en la sociedad es la integridad inspiradora.

Kyle Maynard tiene un mensaje claro que siempre quiere transmitir: Todos en el mundo tenemos discapacidades. A veces se pueden ver, y la mayoría de las veces, no se pueden ver”. Y a partir de ahí, empezó a contar su historia. Kyle nació con una discapacidad conocida como amputación congénita, esto quiere decir que no tiene ni piernas ni brazos. “Nunca he conocido otra forma de vivir. No he experimentado la pérdida física de mis extremidades”.

Lo que parece, a priori, una limitación importante, nunca lo ha sido para Kyle. “Mis padres me guiaron para que llegara a ser lo más independiente posible. Gracias a ellos hoy soy como soy”. No adaptaron la casa a su discapacidad ni le trataron diferente y este fue el factor determinante para que Kyle se sintiese siempre normal.

Hoy Kyle vive como una persona normal. Usa su iphone para mandar mensajes a sus  amigos, vive en un piso, cocina como cualquier otra persona y conduce un coche adaptado. Pero Kyle no es normal, es extraordinario. Siempre quiso conseguir cosas grandes, como ser atleta, jugador de fútbol americano o poder competir en lucha libre. Y nunca se rindió ante sus sueños.

Ha conseguido un récord en levantamiento de pesas, ha sido el primer hombre que, arrastrándose, culmina el Kilimanjaro (5.892 m de altura), ha competido en lucha libre y ha sido uno de los mejores luchadores de EE.UU de su categoría. Recuerda lo complicado que fue subir al Kilimanjaro: “se me hincharon los brazos, me dolían y pensé que no podría hacerlo. Estaba a punto de irme en helicóptero y abandonar.  Pero estaba ahí para lanzar un mensaje a todos los veteranos de la guerra que habían perdido sus extremidades combatiendo. Quería demostrar que podrían vivir la vida que quisieran”. Y siguió adelante. Y lo consiguió.

Cree, firmemente, que cualquier persona puede hacer cualquier cosa si se lo propone. De ahí una frase que le acompaña cada día: ‘no excuses’. “Hay que acabar con las excusas. Quiero que penséis en ellas y en la de cosas grandes e importantes que podríais podéis hacer en vuestra vida si acabáis con ellas”.

A pesar de sus múltiples logros, el principal objetivo en la vida de Kyle es inspirar a los demás. Kyle quiere motivar a otros a ser mentalmente y físicamente fuertes como para lograr cualquier objetivo. “A veces nos impide avanzar la duda, el miedo, y sin embargo, tienes que demostrarte a ti mismo de lo que eres capaz”.

Y acaba con una reflexión en alto: “¿a dónde quieres ir? Tienes que repetirte que, pase lo que pase, vas a por ello. Y lo vas a conseguir”.

back to top